• Andrés Castro Murcia

Colombia Aid Live

Actualizado: 9 de oct de 2019

Después del concierto que se realizó en la ciudad de Cucutá, en la tensa frontera entre Colombia y Venezuela, estalló una crisis difícil de entender. Incluso después de que la marea se calmó, aún hay cosas que no tienen una fácil explicación.





Que Guaidó, que la ayuda humanitaria, que los excesos de la Guardia Nacional Bolivariana o que Maduro es un dictador son temas muy importantes, pero que no se tratarán en este texto. Mi intensión es fijarme en la propuesta de muchos ciudadanos, y que fue finalmente secundada y publicada por Tostao, uno de los integrantes del reconocido grupo musical “Chocquibtown”.


La propuesta es simple: Hacer un concierto “Aid Live” como el que en los 80´s se hizo recaudando fondos para ayudas humanitarias en África, y días antes se hizo por un cambio democrático en Venezuela; pero este concierto se haría buscando ayuda humanitaria y visibilización a los problemas de La Guajira y Chocó.


Para nadie es un secreto que departamentos como La Guajira y El Chocó requieren con urgencia una intervención para revitalizar su sociedad. Pero, me cuestiono si un concierto “Aid Live” es lo que más se necesita para esta situación.


Lo primero que me parece que se debe tener en cuenta es que pensar en La Guajira y Chocó limita la problemática. La pobreza y las necesidades no se limitan a esos dos departamentos, de hecho, ni siquiera son las zonas más afectadas; son en realidad la zona donde más “cámara se le da”.


Departamentos como Nariño, específicamente en municipios como Tumaco, Barbacoas y Francisco Pizarro, la miseria (porque es mucho más que pobreza) impera. Otro ejemplo es el sur del departamento de Córdoba, una región donde una mina de Ferro Níquel deja millones en regalías, pero la pobreza es la tendencia en el lugar. Hay zonas en las que es más difícil darnos cuenta de la realidad. Departamentos alejados del centro del país como Vaupés, Guainía o San Andrés, tienen problemáticas serias como deficiencias en los acueductos, servicio de energía eléctrica y hasta accesibilidad para alimentos.


Podríamos seguir proponiendo ejemplos; pero ya queda claro que es un problema nacional, no de esos dos departamentos.


También se debe tener en cuenta la necesidad de ver qué pasa en los “Aid Live”. Gracias a los conciertos se reúne fondos para proceder con una acción, se le entrega el dinero al Gobierno (como en los conciertos de los 80´s) o a quién se defina que se le entregue, y después ellos verán. Las zonas necesitadas del país no necesitan una transmisión en vivo de un concierto donde cada cantante va a hacer algún tipo de activismo. Las personas que están en esas zonas, las regiones olvidadas, la que se conoce como la “Colombia profunda”, necesitan de atención permanente. Se necesita mucho, para lo tan poco que puede ofrecer un concierto.


El país necesita de conciencia sobre esas problemáticas. Reconocerlas, aceptarlas y darles trámite. Pero no mediante cosas banales y de rápido olvido como un concierto. Necesitamos un programa completo para acompañar a estas regiones, y entender que eso no se arregla con una bolsa de un Kg de bienestarina y una bolsa de leche al mes.

6 vistas
 

©2019 by #CastroOpina. Proudly created with Wix.com