• Andrés Castro Murcia

El paro de transportadores VOL. 1

Actualizado: 9 de oct de 2019

Este tema va a dar mucho de qué hablar, al igual que todas las movilizaciones ciudadanas que inician exigiendo un derecho, van a terminar siempre infiltradas por el vandalismo y buscarán despreciarlas apelando a que los manifestantes tienen oportunidades y no las aprovechan. Quiero en estas líneas explicar por qué el paro es justificado y debemos hacer mucho más que solucionar el eje sobre el que se generó todo este asunto.



Lo primero es que hay que definir la problemática, que es casi tan compleja como las leguleyas reglamentaciones que a veces con ingenio nos inventamos en Colombia. Las personas que tengan licencia de conducción y que reciban 2 comparendos por la misma causa en un periodo inferior a 6 meses, serán castigados con la suspensión de la licencia por 6 meses, independiente de la razón o el espacio de tiempo entre las infracciones.


Para quienes conducimos sabemos que la reglamentación sobre la conducción, si se aplicara de manera estricta, nos impediría normalmente usar el carro, porque simplemente no cumplimos la norma. Es muy fácil caer en no detenerse antes de una cebra, pasarse un semáforo en amarillo, subir a más del límite de velocidad, no prender la luz después de las 6 p.m., que el extintor caduque o no tener el botiquín al día … o cualquiera de las enemil causales de comparendos en Colombia.


A esto hay que sumarle el hambre de los oficiales de transito que, en un porcentaje importante, hacen los retenes en forma de pescas milagrosas para chantajear a los conductores desprovistos o para alcanzar la meta mensual de comparendos.


Así pues, que los conductores resultan siendo victimas de un sistema que está pensado desde las oficinas y no desde las calles, donde se debería aplicar en realidad.


Las personas argumentarán que deben apelar a ser mejores conductores, y eso lo apoyo. La continuidad en recibir comparendos debe ser corregida pero no por la fuerza. Muchas de estas personas obtuvieron su licencia sin si quiera haber estado en una escuela de conducción.


De esta manera deberíamos replantearnos por dónde empezar, afectando los ingresos de una persona promedio en Colombia o brindándole herramientas para que haga mejor su trabajo. Esto obligatoriamente nos obliga a pensar por qué hay continuas y robustas opciones de mejora académica en algunos sectores laborales y no en este.


Finalizo aclarando que muchas de estas personas están a cargo de sus familias, y no hacen paro porque les de la gana, porque sean vagos o porque no tengan nada más que hacer. Están buscando obtener mejores condiciones labores.


Los invito a que acompañemos esta movilización con nuestra paciencia, ellos buscan estar mejor dentro de su trabajo. Apliquemos el “Hoy por ti, mañana por mi”.

99 vistas

©2019 by #CastroOpina. Proudly created with Wix.com