• Andrés Castro Murcia

Eso fue lo que dejó el gobierno anterior.

Actualizado: 9 de oct de 2019

El tema de la conectividad vial para Colombia es muy importante. Nuestra geografía no puede seguir siendo excusa para que el progreso se nos vaya entre las manos. Es un imperativo que el país se acerque y cierre las brechas.


Ya que por diversos e inexplicables motivos no explotamos nuestras cuencas hidrográficas para el transporte, no contamos con trenes gracias a la corrupción y el sistema de transporte aéreo está monopolizado por Avianca, solo nos queda la opción de carreteras.


Las 4G que prometió el exvicepresidente Germán Vargas Lleras durante su pasó por el gobierno se quedaron en unas muy buenas intensiones al ver su costo. Y para las que hubo recursos, están en veremos. Sin embargo, de todas esas que están en veremos la que más debería preocuparnos es la vía Bogotá - Villavicencio.


Dejando de lado el discurso centralista de que “Bogotá es la capital y por eso debe tener salida a todas las regiones del país”, se debe reconocer que la carretera tiene una importancia estratégica invaluable puesto que es el único paso en condiciones físicas para ser transitado entre la cordillera Oriental y toda la región de la Orinoquía colombiana.


Para dar un pequeño contexto, se debe dar a conocer que la oriental es la más joven de las tres cordilleras que tiene nuestro país, con dos millones de años menos que las otras dos. Esta juventud geológica hace que la forma en la que se hacen las carreteras sea obsoleta.


Pero la insolencia y falta de innovación en la forma en la que los ingenieros y arquitectos están tomándose para la construcción de la carretera entre Bogotá y los llanos no puede seguirse escondiéndose bajo la mentira de “Eso fue lo que dejó el gobierno anterior”.


Necesitamos concebir la construcción de carreteras en esta región de una forma diferente a la de usar excavadoras y volquetas “mañana, tarde y noche” para poder comunicar los llanos con el resto del país.


Esto además es un llamado a aumentar la infraestructura del país. Debemos unir los Santanderes con Arauca, Boyacá y Casanare y mejorar las vías entre el Huila y Caquetá y Putumayo. Pero no con maravillas como “Puente Chirajara”; sino con infraestructura a la altura de la situación.

16 vistas
 

©2019 by #CastroOpina. Proudly created with Wix.com