• Andrés Castro Murcia

Genialidades chibchombianas.

El desempleo es una problemática que tiene en jaque a todos los jóvenes del mundo, y aquellos quienes consiguen un empleo deben afrontar la potencial realidad: ser mal pagos y/o explotados por su inexperiencia.


La problemática en sí no tiene un manual de resolución, lo que obliga a que los gobiernos experimenten y busquen opciones innovadoras que logren el mayor beneficio (mayor cantidad de jóvenes empleados) al menor costo posible (sin afectar el mercado laboral).


Sin embargo, la genialidad con la que el gremio de banqueros propone combatir este problema en Colombia, es mediante la reducción del 25% del salario mínimo como incentivo para que las empresas puedan contratarlos.


Mientras que el resto del mundo busca condiciones laborales y de vida parecidas a las que Amartya Sen plantea en “Desarrollo y Libertad”, donde la independencia financiera y laboral se traducen en la realización personal y el mejoramiento de la calidad de vida, aquí aún vivimos con líderes que nos condenan a vivir como si estuviéramos antes de 1800, sin derechos ni dignidad laboral.


Es inexplicable cómo desde la ANIF creen que una persona puede vivir con $621.000 al mes. Ha de ser que están ignorando que los gastos de transporte rondan aproximadamente sobre los 100.000 pesos/mes en todas las capitales del país, que en promedio se debería invertir 500.000 pesos/mes en un lugar de vivienda, que la alimentación ronda más de 400.000 pesos/mes y los servicios públicos están en $200.000/mes. Aclarando una vez más que las cifras acá contempladas hacen referencia a las de una ciudad capital.


Adicionalmente el señor Sergio Clavijo (director de la ANIF) afirma que los jóvenes debíamos aceptar esto con felicidad porque “las empresas les estarían dando la oportunidad de que ellos se formen”.


Esta es una oportuna ocasión para recordar lo que siempre he propuesto: una reforma económica que incluya, entre otros temas, el empleo y las pensiones, con la que se haga un verdadero cambio sustancial y de raíz a los aspectos macroeconómicos colombianos. Hoy necesita que haya una mejor y más eficiente repartición del dinero, no que los jóvenes ganen menos.

51 vistas
 

©2019 by #CastroOpina. Proudly created with Wix.com